sud en guate


Leave a comment

Atitlán

Este fin de semana finalmente visitamos el ansiado lago de Atitlán 🙂

LagoAtitlanEl viernes salimos un poco antes de Xela y nos encaminamos a Panajachel, el pueblo principal del lago y en el que se concentra la mayor parte del turismo. Pana –como lo llaman acá-, se caracteriza por sus tiendas y sus clubs para salir de fiesta y es un destino muy típico de fin de semana para los guatemaltecos.

En nuestro caso, llegamos allá sin hotel y conseguimos una magnífica habitación para los cuatro con baño privado y una maravillosa ducha a presión por Q50/noche (10€ por persona las 2 noches).

caminito al hotel El hotel estaba estratégicamente situado, a unos 200m del lago y con un magnífico Chooghurt delante

Chooghurt(Chooghurt es una tienda de helados de yogurt de la cual somos clientes bastante habituales)

El sábado por la mañana nos dirigimos en lancha a Santiago Atitlán, el pueblo más alejado de Pana, en la orilla opuesta del lago. Fue entonces cuando descubrimos lo grandioso y precioso que es el lago. En el pueblo entramos  en varias galerías…

Cuadro… y nos enamoramos de algunos cuadros.

También visitamos la iglesia, donde conocimos un poco más de la historia de Santiago

Historia de Santiago

Luego nos dirijimos a San Pedro y a San Juan, dos pueblecitos más de los alrededores con increíbles murales

Mural… tejidos y bonitos lugares donde reposar

Zoola San PedroAdemás en San Juan nos contaron de la subida del nivell del agua que ocurrió hace unos 4 años en el lago y que inundó casas como la de la foto -lo que se ve es la 2a planta de una casa!

Casa inundada

Por último, el día domingo lo pasamos en San Marcos y aprovechamos para alquilar un kayak por el lago, pegarnos un merecido chapuz0n y relajarnos en una terrazita frente al lago antes de partir de nuevo hacia Xela

Sin duda uno de los mejores lugares de Guatemala! 🙂 😉

Advertisements


1 Comment

Ixmucané, remanso de paz

La semana pasada no paramos. Lunes y martes en Huehuetenango,  miércoles en Coatepeque, jueves en la oficina y el viernes nos pusimos en ruta nuevamente -esta vez por ocio-  y partimos hacia Panajachel para finalmente visitar el famoso lago de Atitlán.

 

Con tanto movimiento nos ha costado encontrar tiempo pero estábamos deseando contar nuestra visita a Huehue donde nos reencontramos con nuestra inestimable profesora Rosa en un maravilloso remanso de paz que hace plantearse a cualquiera un retiro espiritual por tiempo indefinido 🙂

El lugar se llama Ixmucané y se creó en el 2000 con la intención de promover la educación de las niñas guatemaltecas. Dispone de un recinto con alojamiento y aulas de estudio para las niñas, comedor, cocina y otro edificio con salas de reunión que rentan a otras instituciones y habitaciones para turistas y se dedica a becar a niñas para que sigan con su educación.

Ixmucane

Al frente de Ixmucané se encuentran mujeres fuertes, decididas y con carácter que vinieron de España y que con los años han conseguido tirar adelante este precioso proyecto.

La fundadora es Celia, de Salou, que lleva aquí media vida a pesar de mantener su acento al hablar catalán y a la cual cuesta imaginar en otro sitio. Junto a ella está Pepi, extremeña que administra el lugar. Las dos son unas madrazas que cuidan de las niñas con gran cariño y personas con mil anécdotas que hicieron nuestra estancia de lo más divertida.

Las3Rosa, Celia y Pepi

A la hora de la cena, conocimos también a Alfredo, de Sevilla, que estará en Guatemala por 3 años y que nos preparó un delicioso gazpacho al más puro estilo andaluz junto a unas riquísimas croquetas que hizo Rosa. Todo acompañado con pan y queso azul que trajo Rosa de su reciente visita a El Salvador, mmmm… 🙂 🙂

Acabamos la noche con unas partidas al Chinchón de lo más profesional -apuestas incluídas- y muchas risas.

 

Vocabulario chapín:

  • Poporopo = palomitas –mucho más gráfico, donde va a parar… 😉

PD: Alfredo es cura, sevillano, director de instituto y profesor de historia jubilado y ¡tiene un blog o más bien “bloj”! ¡En el que además salimos! El blog se merce una visita y citamos:

Compartir con los que están más lejos para hacerme sentir más cerca. Este blog es el diario de abordo de mis vivencias por Huehuetenango (Guatemala) en mi tercera edad, o como a mí me gusta llamarla, tercera etapa. Y además cada jornada, para comenzar con alegría, mi pequeña reflexión del Evangelio del día. Que Dios te bendiga y, como dicen aquí, ¡Primero Dios! Un beso de tu amigo Alfredo”


Leave a comment

Historias del Tajumulco

El volcán Tajumulco no es solo el volcán más alto de América Central. Este pico esconde secretos para los no lugareños, secretos que no aparecen en las guías turísticas.

tajumulco

A los pies del volcán Tajumulco se encuentra el municipio de Tajumulco, en el departamento de San Marcos (apodado por los guatemaltecos como San Narcos). En este municipio, las comunidades indígenas aplican su propio derecho ante la ausencia de policía y poder judicial. Este derecho en muchos casos es excesivo y sin ninguna garantía. En la subida, Saúl nos contaba como en estos municipios no existe la delincuencia, puesto que el castigo es lo que él llamó la “antorcha humana”, es decir, los delincuentes son rociados con gasolina y prendidos. Por este motivo, los delincuentes de esta zona cruzan la frontera con México para cometer sus actos ilícitos.  Para la tranquilidad de los lectores estos municipios son una excepción en Guatemala y ni los hemos visitado ni somos delincuentes, por lo que no deben preocuparse por nosotros, pero consideramos oportuno contar que ocurre realmente en este país.

paisaje

Este territorio, fronterizo con México, es característico por la plantación de marihuana y amapola (planta de donde se extrae el opio). El tercer guía que nos esperaba en los pies del volcán,  Justo, de 14 años de edad y quien lleva 7 guiando a turistas en el ascenso, nos contó como su familia obtiene un sueldo extra por la plantación de amapola. De una cuerda de terreno (medida guatemalteca que equivale a unos 115.51 metros cuadrados) se obtienen alrededor de dos kilogramos de leche de esta droga que florece a partir de 2.000 metros de altura, y cada kilogramo tiene un valor en el mercado de 6.000 Quetzales (600 euros); todo un sobresueldo para familias dedicadas a la agricultura cuyo sueldo diario es de 50 Quetzales (5 euros).

La plantación de marihuana y amapola fue el motivo por el cual la población desterró a la policía de esta extensiòn y de la aparición de la justicia indígena Mam. Previamente a este acontecimiento, los agricultores de estas drogas estuvieron en un proceso de negociación con el estado guatemalteco en el que se ofreció dejar de cultivar droga a cambio de ayudas que permitieran compensar la baja rentabilidad del trigo, petición que fue denegada por el Estado.

paisaje

El volcán Tajumulco y su municipio, también fueron lugar de conflicto en el pasado. En uno de nuestros descansos durante el ascenso, Saúl nos contó como este lugar presenció  el conflicto armado interno entre guerrilleros y ejército que sufrió el país hasta 1.996, año en el que se firmaron los Acuerdos de Paz. De hecho, este volcán sirvió de guarida para la guerrilla quien instaló una radio en la cima para comunicarse con la población y donde se observan restos metálicos de su antena.

Guatemala tiene un pasado y un presente de conflicto sobre el que deseamos conocer más y poder contarlo.

Saludos desde un pequeño país llamado Guatemala.

Laura y Carlos


Leave a comment

Invasión en la cocina

12:35 salimos de la ofi rumbo a casa. El efecto de la refa ya pasó y estamos muertas de hambre. Preguntamos donde comprar unos chuchitos porque todavía no los hemos probado y esto ya no puede ser. Nos dicen que en el mercado, al lado de Parque. Vamos para allá pero vemos a una doña vendiendo chiles rellenos (no picantes) y no nos podemos resistir. Chuchitos para otro día.

Los chiles rellenos son como croquetas con verdura y carne dentro y nos recuerdan un poco a la tortilla de patatas de sabor. Sí, curiosa mezla…

Con nuestra acuciante hambre nos encaminamos a nuestro apartamento. Subimos las escaleras. Mmm que bien huele, alguien debe estar cocinando…

Abrimos la puerta y…

¡SORPRESA! ¡Hay una mujer cocinando en nuestra cocina!! Nuestra sorpresa es grande como os imagináis.

Compartimos apartamento con los dos de derecho y nadie más que supiésemos… Descubrimos que se trata de la mujer que limpia los apartamentos y que parece haberse apropiado de nuestra cocina mientras no estamos. Ya nos comentaron Isa y Carlos que una vez entró a prepararse un café pero es que está vez ¡está preparándose un menú digno de restaurante! Si hasta tiene un lugar en nuestra nevera vemos…

Por si no parecía suficiente, nos sentamos las 3 a la mesa y entablamos conversación con pasmosa normalidad cuando oímos que pican a la puerta. Ana y yo nos cruzamos una mirada que lo dice todo, “¿¿se ha montado una fiesta en nuestra casa mientras no estábamos??” Entra otra mujer. “Acá tiene su almuerzo”.Por un momento dudo si somos nosotras que nos hemos confundido de apartamento, se las ve tan a gusto y tranquilas.

No entendemos nada. Salimos de casa y nos invade la risa. Lo que no nos pase en Guatemala…

“¿Vamos a por el postre para compensar?” “Por supuesto”

Así descubrimos otro magnífico lugar en Xela, la panadería pastelería Mandarina (100% para guiris)

mandarinacafe y degustamos sus riquísimos helados de caramelo y café con pepitas de puro chocolate:heladoNo hay duda de que regresaremos a probar sus galletas y sus mil tipos de panes de nueces, tomate, chocolate,..

pan

Bueno, les dejo que nos espera un magnífico brownie para la refa 🙂


Leave a comment

Nuestra mamá chapina

Tras la breve visita que habíamos hecho a doña Olga en Juchanep, prometimos regresar y así lo hicimos el día jueves pasado.

doña OlgaDoña Olga vive en una casa rodeada de milpas con un maravilloso patio con flores que evoca el más puro estilo andaluz. Como Ana ya describió su negocio en el post pasado, yo me limitaré a describir en qué consistió la última visita que hicimos.

No sé a qué hora de la mañana debimos llegar a su casa pero la mayor parte del tiempo lo pasamos acompañando a doña Olga en la cocina mientras preparaba un delicioso almuerzo para que degustásemos el caldo de tobik, típico de Totonicapán, con la ayuda de doña Julieta, su vecina e inestimable amiga.

Doña JulietaEl caldo llevaba un sinfín de verduras (zanahoria, papa, ayote, cebolla …) y también carne de res y tuvimos el privilegio de presenciar todo el proceso de primera mano en la cocina. Además el caldo iba acompañado de unos tamalitos bien ricos 🙂

comida

Tras más de 4h de cocina y cocción y bendecir la mesa, finalmente pudimos degustar el caldo de tobic mmmm…!!!

caldo de tobic

Por último, también estuvimos en casa de doña Julieta que tiene un negocio de cortes (las faldas típicas) y pudimos ver cómo se tejían:

     Corte    corte2hiloLas imágenes ya son impresionantes pero si a eso le sumamos la habilidad que tenía el chico que tejía, podéis imaginar lo asombradas que nos quedamos Ana y yo!

corte3El chico identificaba al momento si había algún hilo roto -tenía una vista envidiable- y lo arreglaba ágilmente capturando el hilo con un trozo de madera con una punta metálica para acercárselo y repararlo con sus manos para no entorpecer el proceso. Impresionante su habilidad!!

Como despedida, una foto con nuestra mamá chapina 🙂mama chapina

 

 


Leave a comment

Platicamos y reímos… y nada más hacemos

6:30 empieza el día. Señu Dina nos espera en la catedral para encaminarnos a Chimaltenango, donde trabajaremos los próximos dos días.

 

Por el camino paramos en el mirador de Atitlán, nuestra excursión del próximo fin de semana.

DSC_0001

Llegamos a Chimazat, famoso por sus venados y sus fresas. Allí conocemos a doña Marta Julia Xocop Morales, una mujer inquieta y con un gran sentido del humor. Suya es la frase “Platicamos y reímos… y nada más hacemos” referida al facilitador que nos acompaña, don Boni (Bonifacio) con quien platica animadamente en cackchiquel, idioma con muchas “j” y “x” que nos resulta del todo indescifrable.

 

Doña Marta nos cuenta sobre su invernadero de hongos y nos habla de pasteles y hongos ostra y nuestra curiosidad aumenta. Tiene claro que su producto es de calidad y no puede bajar el precio como algunos de sus competidores y su mayor temor es el reducido mercado con el que cuenta.

doña Marta

Es una empresaria muy consciente de sus capacidades y la importancia de la formación que considera que no hay excusas -ni siquiera una familia numerosa de 7 hijos como la suya- para no acudir a las actividades de FUNDAP.

Por último nos muestra el invernadero. Para entrar es necesario desinfectarse con cloro en un pediluvio, utilizar una mascarilla, redecilla para el pelo, bata y guantes.

Entramos. Es un lugar fresco con estanterías cargadas de “pasteles”, sacos rellenos de milpa triturada y semillas de hongo donde se crían los hongos ostra. Nunca habíamos visto nada igual, los hongos se miran preciosos.

hongo ostra

Antes de partir, doña Marta nos despide con una refa de hongos asados, frijoles y tortillas y unos paquetes de fresas que acaba de recoger ella misma.

DSC_0079

Así pues, nos encaminamos hacia Tecpan los 3 en la moto de don Boni.

Por la tarde visitamos a doña Victorina, doña Toia para los amigos. Ella también se dedica a los hongos pero su invernadero es más pequeño y su historia al salir de la cooperativa un poco más controvertida. A pesar de lo parecido de sus negocios, se ven grandes diferencias de enfoque que resultan muy interesantes.

DSC_0130

Tras las dos visitas ya son las 4 de la tarde y nos sentimos agotadas. Una pequeña vuelta por Tecpan en la que no podemos resistirnos a tomar una foto de una carnicería, cena a las 5 y vuelta al hotel.

carniceria

¡Que descansen! ¡Hasta mañana! 🙂