sud en guate


1 Comment

Todo lo bueno se acaba

La semana pasada Laura y yo presentamos el proyecto final al equipo de MBA de FUNDAP. Para la ocasión fuimos al Refugio, que es el lugar en el que se realizan las formaciones técnicas y seminarios sobre costura, hostelería, estética, mecánica,…

DSC_0123

La primera parte de la mañana la dedicamos a presentar la metodología utilizada durante el proyecto, la preparación de las entrevistas, el análisis realizado y una intorducción al formato de los casos en la que remarcamos la importancia de basar su resolución en el análisis de la situación.

DSC_0004

Llegó el momento entonces de la refacción: esta vez muy especial 🙂 ya que preparamos tortillas de patatas a la española, a pesar de la precariedad de las sartenes de nuestra casita, quedaron ricas y triunfaron!

tortilla2

La segunda parte de la mañana la dedicamos a realizar una dinámica para familiarizar a los facilitadores con los casos. Lo que más ilusión nos hizo fue saber que una de las facilitadoras ya los había empezado a usar en sus formaciones! 🙂

Para ello realizamos un pequeño rol play en el que por grupos los facilitadores presentaban un caso al resto de sus compañeros, que debían ponerse en la situación de las usuarias y resolver el caso.

taller2

Lo más interesante fue el cierre de la dinámica en la que todos comentaron qué les había parecido la presentación de sus compañeros. Cada facilitador tiene como objetivo anual dar soporte a 150 usuarias, esto quiere decir que el volumen de visita que deben realizar es muy elevado, por lo que son pocas las veces en las que se pueden reunir todos e intercambiar ideas y experiencias.

Otras ideas que también afloraron durante el cierre de la dinámica fueron la dificultad a la que se enfrentan los facililitadores debida la diferencia en el nivel educativo de las mujeres. Una de las propuestas que surgieron fue la introducción de pictogramas, esquemas y elementos gráficos que faciliten la comprensión a aquellas mujeres que no saben leer ni escribir, para que su participación aumente.

Por la tarde, de forma breve, presentamos algunas de las herramientas que hemos aprendido durante los cuatro años que hemos pasado en ESADE, en donde no faltaron Porter, ni Ansoff, ni el esquema básico del plan de márketing 😉

DSC_0132

… y por último llegó el momento de la despedida…

Laura y yo mostramos nuestro agradecimiento a todo el equipo por habernos acogido tan y tan bien durante estas semanas. De la misma forma Dina, nuestra “jefa” chapina nos felicitó por nuestro trabajo e incluso nos regalaron artesanías 100% guatemaltecas!

Hubo alguna que otra lagrimilla… pero es que ya sabemos que todo lo bueno se acaba….


Leave a comment

Doña Ávida, Aldea Pueblo Nuevo, Coatepeque

Ayer regresamos al calor de la costa en Coatepeque. A medida que se va bajando del altiplano la vegetación que se observa va cambiando. También los cultivos son distintos. Aquí abundan los plátanos y los mangos, aunque ahora ya no es temporada.

DSC_0135

Os presentamos a Doña Ávida, a su hija y a su nieta. Su  historia, como la de todas las mujeres a las que estamos conociendo, nos ha fascinado. Ella tiene tres hijos que suponen un gran apoyo. Se quedó viuda cuando ellos eran chiquitos, así que fue mamá soltera. Para poder salir adelante se dedicó durante muchos años a la costura y hace 5 años estableció su primer negocio, una tienda de consumo diario.

Inició con una caseta de Coca-Cola de 2×2 en la que vendía (además de Coca-Cola) jugos, dulces, snaks,… Coca-Cola le proporcionó la caseta, situada en la carretera que cruza Pueblo Nuevo, en donde vive, y la nevera. La inversión para el stock la obtuvo gracias a los ahorros que consiguió su hijo.

En la actualidad Doña Ávida es propietaria de dos tiendas que gestiona junto con dos de sus hijos. La pequeña tiendecita de consumo diario se ha convertido en un local a punto de ser reformado en donde también se pueden encontrar medicamentos sin receta y además hace 3 años que abrió una librería con internet delante de la escuela de Pueblo Nuevo.

DSC_0132

Como actualmente sus negocios ya funcionan sin necesidad de que ella deba estar pendiente todo el tiempo ha retomado su afición por la costura y las manualidades que empieza a ofrecer también en la librería.

arrecades

Su sueño es abrir una tienda de vestidos de novia y no dudamos que lo conseguirá.

De su entrevista nos quedamos con esta cita:

“Yo les he dicho a mis hijos: no les dejo más herencia que enseñarlos a trabajar. Para que ellos estén estables. Y que como madre yo he cumplido con ellos al darles un estudio y una carrera y poner un negocio para que a ellos les vaya bien en el futuro”


Leave a comment

Nuestra mamá chapina

Tras la breve visita que habíamos hecho a doña Olga en Juchanep, prometimos regresar y así lo hicimos el día jueves pasado.

doña OlgaDoña Olga vive en una casa rodeada de milpas con un maravilloso patio con flores que evoca el más puro estilo andaluz. Como Ana ya describió su negocio en el post pasado, yo me limitaré a describir en qué consistió la última visita que hicimos.

No sé a qué hora de la mañana debimos llegar a su casa pero la mayor parte del tiempo lo pasamos acompañando a doña Olga en la cocina mientras preparaba un delicioso almuerzo para que degustásemos el caldo de tobik, típico de Totonicapán, con la ayuda de doña Julieta, su vecina e inestimable amiga.

Doña JulietaEl caldo llevaba un sinfín de verduras (zanahoria, papa, ayote, cebolla …) y también carne de res y tuvimos el privilegio de presenciar todo el proceso de primera mano en la cocina. Además el caldo iba acompañado de unos tamalitos bien ricos 🙂

comida

Tras más de 4h de cocina y cocción y bendecir la mesa, finalmente pudimos degustar el caldo de tobic mmmm…!!!

caldo de tobic

Por último, también estuvimos en casa de doña Julieta que tiene un negocio de cortes (las faldas típicas) y pudimos ver cómo se tejían:

     Corte    corte2hiloLas imágenes ya son impresionantes pero si a eso le sumamos la habilidad que tenía el chico que tejía, podéis imaginar lo asombradas que nos quedamos Ana y yo!

corte3El chico identificaba al momento si había algún hilo roto -tenía una vista envidiable- y lo arreglaba ágilmente capturando el hilo con un trozo de madera con una punta metálica para acercárselo y repararlo con sus manos para no entorpecer el proceso. Impresionante su habilidad!!

Como despedida, una foto con nuestra mamá chapina 🙂mama chapina

 

 


Leave a comment

Tarde de chocolate

Hoy domingueamos en casita. Mientras escuchamos a Nina Simone tomamos un chocolate caliente, un gran gran placer para una tarde de domingo.

choco

El de la foto lo preparamos en casa de Gladys, el de hoy se lo compramos a Doña Marìa, en Tecpán, Chimaltenango.

DSC_0189

 

 Para preparar el chocolate se pone agua a hervir en un cazo, una taza por persona. Una vez hierve se apaga el fuego y se pone el chocolate, una onza por persona de unos 40 gramos. Se va machacando y removiendo con un molinillo como este hasta que está todo disuelto.

doña maria

 

La abuela de doña María ya preparaba chocolate, su mamá también y ahora ella explica la receta para la elaboración de chocolate a sus hijos y a sus nueras. Elproceso es complicado y lleva tiempo. Primero se deben tostar los granos, después llevarlos a moler y posteriormente mezclar el polvillo con azúcar y “palmarlo” que consiste en pegar palmas fuertes para elaborar las tabletas. Los más puros son los que prácticamente no llevan agua y también por eso los que cuesta más de elaborar.

Además de chocolate doña María también produce mermeladas y jaleas de las frutas de temporada: fresa, naranja, sauco, piña con zanahoria,… e incluso de café. 

Compra potes de vidrio en Guatemala y los esteriliza bien para que todos sean iguales y las mermeladas se puedan conservar durante un año. También tiene etiquetas para su producto que hace a mano con la ayuda de sus hijos. Para acabar de completar el empaque usa bolsitas de tela que hacen que se vea muy bonito 🙂

mermelada… y ahora a leer un ratito…

 

 

 

 


Leave a comment

Especial: Moda Chapina

El huipil junto con el corte, el delantal y la faja forman el traje tradicional que llevan muchas de las mujeres en Guatemala. A partir del traje se puede deducir en qué zona vive una mujer: los hay morados, azules, rosas, verdes,…

Doña

Doña Margarita, una de las mujeres a las que hemos visitado durante nuestro segundo día en una comunidad de Tecpán teje las telas que se usan para confeccionar estos huipiles.

Empezó a tejer cuando se casó, a los 18 años. Ahora tiene 42 y sus dos hijas y alguna de sus nueras también tejen. Verla mover los hilos hipnotiza.

Teixint

Doña Margarita, casi des de que inició su negocio, ha tenido varias empleadas. En la actualidad tiene 12 mujeres trabajando para ella que tejen en sus casas. La ventaja que tiene sobre ellas es el acceso al crédito, que le permite invertir el capital necesario para comprar los hilos.

Las mujeres de su comunidad, como la mayoría de las mujeres, son madres y deben atender a miles de actividades distintas, por lo que pueden dedicar unas 4 horas al día a elaborar las telas. Esto hace que se tarde entre 3 y 8 semanas en terminar la tela para la elaboración de un huipil.

Tela

La duración de un huipil hecho a mano es de unos 10 a 12 años. Su precio entre 800 y 1500 quetzales, ¡vestirse a lo tradicional sale caro! Además, tradicional no quiere decir que no esté sujeto a modas: desde colores hasta bordados y formas cambian cada 3 meses!

Durante el fin de semana que estuvimos en Antigua vimos en el Hotel Santo Domingo, una exposición de Lena Bartula llamada Huipiles Contemporáneos en la que esta artista americana hace una reinterpetación de esta prenda de vestir 🙂

DSC_0287

Laura y yo no nos hemos podido resistir y nos hemos probado dos hupiles. En concreto nos hemos probado el modelo ceremonial de la zona de Tecpán 🙂

huipiles

Buenas noches…


Leave a comment

Platicamos y reímos… y nada más hacemos

6:30 empieza el día. Señu Dina nos espera en la catedral para encaminarnos a Chimaltenango, donde trabajaremos los próximos dos días.

 

Por el camino paramos en el mirador de Atitlán, nuestra excursión del próximo fin de semana.

DSC_0001

Llegamos a Chimazat, famoso por sus venados y sus fresas. Allí conocemos a doña Marta Julia Xocop Morales, una mujer inquieta y con un gran sentido del humor. Suya es la frase “Platicamos y reímos… y nada más hacemos” referida al facilitador que nos acompaña, don Boni (Bonifacio) con quien platica animadamente en cackchiquel, idioma con muchas “j” y “x” que nos resulta del todo indescifrable.

 

Doña Marta nos cuenta sobre su invernadero de hongos y nos habla de pasteles y hongos ostra y nuestra curiosidad aumenta. Tiene claro que su producto es de calidad y no puede bajar el precio como algunos de sus competidores y su mayor temor es el reducido mercado con el que cuenta.

doña Marta

Es una empresaria muy consciente de sus capacidades y la importancia de la formación que considera que no hay excusas -ni siquiera una familia numerosa de 7 hijos como la suya- para no acudir a las actividades de FUNDAP.

Por último nos muestra el invernadero. Para entrar es necesario desinfectarse con cloro en un pediluvio, utilizar una mascarilla, redecilla para el pelo, bata y guantes.

Entramos. Es un lugar fresco con estanterías cargadas de “pasteles”, sacos rellenos de milpa triturada y semillas de hongo donde se crían los hongos ostra. Nunca habíamos visto nada igual, los hongos se miran preciosos.

hongo ostra

Antes de partir, doña Marta nos despide con una refa de hongos asados, frijoles y tortillas y unos paquetes de fresas que acaba de recoger ella misma.

DSC_0079

Así pues, nos encaminamos hacia Tecpan los 3 en la moto de don Boni.

Por la tarde visitamos a doña Victorina, doña Toia para los amigos. Ella también se dedica a los hongos pero su invernadero es más pequeño y su historia al salir de la cooperativa un poco más controvertida. A pesar de lo parecido de sus negocios, se ven grandes diferencias de enfoque que resultan muy interesantes.

DSC_0130

Tras las dos visitas ya son las 4 de la tarde y nos sentimos agotadas. Una pequeña vuelta por Tecpan en la que no podemos resistirnos a tomar una foto de una carnicería, cena a las 5 y vuelta al hotel.

carniceria

¡Que descansen! ¡Hasta mañana! 🙂

 


1 Comment

Campo con doña Lupita

Esta semana hemos empezado con las entrevistas que nos servirán para redactar los casos para las formaciones. Ayer concretamente nos tocó hacer campo con doña Lupita, una de las facilitadoras de MBA y MAP (Microempresarios de Alto Potencial).

 

A primera hora visitamos a doña Yomara, de 30 años que vive con su esposo, su suegra y sus dos hijos, Bryan de 5 años y Alex de 13. Doña Yomara es pastora en la iglesia y además es una emprendedora nata, defensora del papel de la mujer y de la capacidad de cambiar las cosas con voluntad y dedicación.

DSC_0468

Se podría decir que ha hecho un poco de todo pero sobretodo destaca por sus refas de chuchitos, empanadas, paches,… y la venta de verduras frescas –brócoli, coliflor, cebolla, apio, cilantro, remolacha, espinacas, zuchini, perejil, acelgas, etc-  que recoge de su huerto.

Huerto

Además, con las formaciones, doña Yomara aprendió sobre la importancia del control y nos enseñó sus creativas libretas donde registra todo su inventario y sus ventas.

llibre libreta

También nos enseñó el funcionamiento del molino de nixtamal…

molino

… y, tras saber que todavía no habíamos probado los famosos tamalitos,  nos preparó unos bien deliciosos envueltos en hoja de milpa con el maíz recién molido que acompañó con ayote, cebolla y consomé.

tamalitos

 Eran sólo las 11 de la mañana pero estaban irresistibles y no dejamos ni una miga 🙂

Por la tarde conocimos a doña María Teresa que tiene una farmacia y además reparte cilindros de gas a domicilio. Doña María Teresa es una mujer muy atenta y todo lo que ha aprendido sobre los medicamentos lo sabe o bien por conocidos o porque se ha autoformado leyendo los prospectos. Aunque con el negocio tuvo que endeudarse y llegó a tener un sobreendeutamiento bastante arriesgado (pagaba Q4341 al mes en créditos), le gusta embarcarse en nuevas iniciativas y ya tiene planes de futuro para vender medicamentos al por mayor.

Doña Maria Teresa

Doña Teresa vive en Santa María de Jesús Zunil Quetzaltenango, un maravilloso lugar con un embalse rodeado de verdes montes como selvas. Además las nubes bajas que tapaban las cimas le conferían un aire misterioso precioso. No hay duda que volveremos en breve con nuestros compañeros para una pequeña excursión por las montañas y así colgaremos fotos del lugar!

 

Vocabulario chapino

  • tomar (beber)