sud en guate


Leave a comment

Historias del Tajumulco

El volcán Tajumulco no es solo el volcán más alto de América Central. Este pico esconde secretos para los no lugareños, secretos que no aparecen en las guías turísticas.

tajumulco

A los pies del volcán Tajumulco se encuentra el municipio de Tajumulco, en el departamento de San Marcos (apodado por los guatemaltecos como San Narcos). En este municipio, las comunidades indígenas aplican su propio derecho ante la ausencia de policía y poder judicial. Este derecho en muchos casos es excesivo y sin ninguna garantía. En la subida, Saúl nos contaba como en estos municipios no existe la delincuencia, puesto que el castigo es lo que él llamó la “antorcha humana”, es decir, los delincuentes son rociados con gasolina y prendidos. Por este motivo, los delincuentes de esta zona cruzan la frontera con México para cometer sus actos ilícitos.  Para la tranquilidad de los lectores estos municipios son una excepción en Guatemala y ni los hemos visitado ni somos delincuentes, por lo que no deben preocuparse por nosotros, pero consideramos oportuno contar que ocurre realmente en este país.

paisaje

Este territorio, fronterizo con México, es característico por la plantación de marihuana y amapola (planta de donde se extrae el opio). El tercer guía que nos esperaba en los pies del volcán,  Justo, de 14 años de edad y quien lleva 7 guiando a turistas en el ascenso, nos contó como su familia obtiene un sueldo extra por la plantación de amapola. De una cuerda de terreno (medida guatemalteca que equivale a unos 115.51 metros cuadrados) se obtienen alrededor de dos kilogramos de leche de esta droga que florece a partir de 2.000 metros de altura, y cada kilogramo tiene un valor en el mercado de 6.000 Quetzales (600 euros); todo un sobresueldo para familias dedicadas a la agricultura cuyo sueldo diario es de 50 Quetzales (5 euros).

La plantación de marihuana y amapola fue el motivo por el cual la población desterró a la policía de esta extensiòn y de la aparición de la justicia indígena Mam. Previamente a este acontecimiento, los agricultores de estas drogas estuvieron en un proceso de negociación con el estado guatemalteco en el que se ofreció dejar de cultivar droga a cambio de ayudas que permitieran compensar la baja rentabilidad del trigo, petición que fue denegada por el Estado.

paisaje

El volcán Tajumulco y su municipio, también fueron lugar de conflicto en el pasado. En uno de nuestros descansos durante el ascenso, Saúl nos contó como este lugar presenció  el conflicto armado interno entre guerrilleros y ejército que sufrió el país hasta 1.996, año en el que se firmaron los Acuerdos de Paz. De hecho, este volcán sirvió de guarida para la guerrilla quien instaló una radio en la cima para comunicarse con la población y donde se observan restos metálicos de su antena.

Guatemala tiene un pasado y un presente de conflicto sobre el que deseamos conocer más y poder contarlo.

Saludos desde un pequeño país llamado Guatemala.

Laura y Carlos

Advertisements


Leave a comment

Tocando el cielo de Centroamérica

Tajumulco team: reto conseguido. Después de varias semanas hablando de ello, Laura y yo nos dispusimos a cumplir con uno de los viajes por excelencia en Guatemala: subir el volcán Tajumulco, el más alto de América Central.

Nuestro viaje comenzó el viernes anterior con la preparación de la mochila.

mochila

 

La cantidad de agua, el frío y la altura (4.220 metros) eran nuestras mayores preocupaciones, así que toda precaución era poca. Esa noche anterior al viaje no hubo poesía, ni música en directo ni tan siquiera nuestra querida Cabro (la cerveza local). Una cena enfrente de casa, una película a medias con Ana y a dormir.

6 a.m. Salimos de casa con puntualidad española en busca de nuestros guías y el resto de excursionistas: un matrimonio de Nueva Zelanda, cuatro norte-americanos, Laura, los dos guías Kevin y Saúl y yo éramos los diez que íbamos a compartir esta experiencia. Ya en la agencia, y con los correspondientes problemas de peso y/o espacio, repartimos los sacos de dormir, las esterillas y la comida entre todos. Ya estábamos listos para partir.

Un bus a Minerva, otro a San Marcos -que, por si el día que nos esperaba no era suficientemente duro, puso la película de Voces Inocentes (muy recomendable pero para nada en una camioneta a las 7 de la mañana) – y un último a los pies del volcán.

Cartel Tajumulco

A unos 1.500 metros de la cima y alrededor de las 12 a.m. comenzó nuestro ascenso.  Nuestro objetivo era llegar al campamento, a 300 metros de la cumbre, donde pasaríamos la noche para recorrer el último tramo en la madrugada.

El comienzo de nuestro ascenso fue leve; la emoción por subir y los relatos que nos contaban los guías alternados con silencios para no perder la respiración nos hicieron alcanzar la mitad del camino con facilidad, e incluso nos sobraron fuerzas para disfrutar de los prados que encontramos.

caballito

A partir de este momento el camino se complicó debido a lo escarpado del terreno y al frío que comenzaba a arremeter, por lo que los descansos eran cada vez más frecuentes.

abrigados

Alrededor de las 5 p.m. llegamos al campamento base con mucho frío, así que lo primero que hicimos fue montar las tiendas de campaña, buscar leña para hacer la fogata y tomarnos un té caliento alrededor del fuego mientras esperábamos nuestra cena.

leñador

hoguera

Habiendo cenado y esperándonos un madrugón a las 3.45 a.m. para subir a tiempo a la cima fuimos colocando nuestros sacos de dormir y preparándonos para el frío de la noche (3º según nos enteramos al día siguiente).

Entre un cielo oscuro que irradiaba destellos de luz de procedencia desconocida y los ladridos de nuestro perro ante la presencia de coyotes intentamos  dormir esperando el momento de retomar nuestro ascenso: solo 300 metros más.

El terreno pedregoso nos obligaba a realizar paradas continuas a lo que no nos oponíamos, ya que nos permitían contemplar el cielo iluminado y las continuas estrellas fugaces.

amanecer

A las 5 a.m. alcanzamos la cima y era momento de disfrutar de las vistas. Todavía oscuro, pudimos apreciar Guatemala desde otra perspectiva y observar la frontera con México y la ciudad de Chiapas.

conSaul

Tras un tiempo de espera, por fin vimos el tan esperado amanecer. Desde el punto más alto se puede observar como una parte del país comienza a despertar mientras otra continua tapada por la oscuridad de la noche o por la sombra del volcán.

sombra

 

sombra2

Desde arriba las vistas son espectaculares y se pueden observar los volcanes más famosos de nuestra zona; desde el Santa María, pasando por el Santiaguito y terminando por el volcán Tacaná, copropiedad guatemalteca y mexicana.

Maravillados por las vistas y habiéndonos quedados solos en la cima del volcán decidimos dar una rodeo por el cráter del volcán y continuar disfrutando de las vistas desde otros lugares a la vez que encaminábamos de vuelta nuestra dirección hacia el campamento base. Habíamos conseguido nuestro reto; hora de volver a casa a descansar.

regreso

Saludos desde un pequeño país llamado Guatemala.

Laura y Carlos


1 Comment

Centro Intercultural de Quetzaltenango

En marzo de 1930 se inauguró en Quetzaltenango la Estación del Ferrocarril Nacional Eléctrico de Los Altos.

estación los altos

Tres años más tarde un temporal destruyó dos puentes y parte de la vía férrea. El dictador Jorge Ubico, en aquel momento, se negó a reparar los daños.

Posteriormente, durante el conflicto armado que acabó en 1996, se estableció en la antigua estación la Brigada Nacional del Ejército de Guatemala. Esto ha hecho que el lugar haya contenido parte de la violencia cometida durante ese conflicto.

Actualmente y desde hace 10 años se ha hecho algún intento por establecer en el lugar el Centro Intercultural de Quetzaltenango, pero sin mucho éxito.

Centro Intercultural

Hace un par de semanas presentaron en Ciudad de la Imaginación un primer corte de un documental llamado Zona Intervenida muy interesante. El documental es un proyecto sobre una intervención artística en este espacio que pretende a la vez recuperar la memoria histórica del lugar y proyectar en él un espacio en donde los quetzaltecos puedan expresarse. De esta forma se busca dar al espacio un nuevo significado.

docu_zona_intervenida

Fotograma del documental

Hoy, con Isa, hemos ido a explorar el lugar, buscando el Museo de Arte que gestiona y en el que trabaja el artista Rodrigo Diaz.

Rodrigo Diaz

El museo alberga una colección de arte contemporáneo guatemalteco que él ha ido construyendo. Algunas de las obras, tanto suyas como de otros artistas, han viajado por EEUU, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Suiza y España.

En un rincón del museo es en donde él trabaja, cada día de 9 a 21, de lunes a sábado. Ha viajado mucho y se lanza rápidamente a exponer en cualquier lugar del mundo.

Las Cabras (suiza)

Estas cabras las pintó en Suiza, durante una visita que hizo, con óleo sobre una tela que encontró allí con una textura increíble.

 

 

 

 

 

 


Leave a comment

Invasión en la cocina

12:35 salimos de la ofi rumbo a casa. El efecto de la refa ya pasó y estamos muertas de hambre. Preguntamos donde comprar unos chuchitos porque todavía no los hemos probado y esto ya no puede ser. Nos dicen que en el mercado, al lado de Parque. Vamos para allá pero vemos a una doña vendiendo chiles rellenos (no picantes) y no nos podemos resistir. Chuchitos para otro día.

Los chiles rellenos son como croquetas con verdura y carne dentro y nos recuerdan un poco a la tortilla de patatas de sabor. Sí, curiosa mezla…

Con nuestra acuciante hambre nos encaminamos a nuestro apartamento. Subimos las escaleras. Mmm que bien huele, alguien debe estar cocinando…

Abrimos la puerta y…

¡SORPRESA! ¡Hay una mujer cocinando en nuestra cocina!! Nuestra sorpresa es grande como os imagináis.

Compartimos apartamento con los dos de derecho y nadie más que supiésemos… Descubrimos que se trata de la mujer que limpia los apartamentos y que parece haberse apropiado de nuestra cocina mientras no estamos. Ya nos comentaron Isa y Carlos que una vez entró a prepararse un café pero es que está vez ¡está preparándose un menú digno de restaurante! Si hasta tiene un lugar en nuestra nevera vemos…

Por si no parecía suficiente, nos sentamos las 3 a la mesa y entablamos conversación con pasmosa normalidad cuando oímos que pican a la puerta. Ana y yo nos cruzamos una mirada que lo dice todo, “¿¿se ha montado una fiesta en nuestra casa mientras no estábamos??” Entra otra mujer. “Acá tiene su almuerzo”.Por un momento dudo si somos nosotras que nos hemos confundido de apartamento, se las ve tan a gusto y tranquilas.

No entendemos nada. Salimos de casa y nos invade la risa. Lo que no nos pase en Guatemala…

“¿Vamos a por el postre para compensar?” “Por supuesto”

Así descubrimos otro magnífico lugar en Xela, la panadería pastelería Mandarina (100% para guiris)

mandarinacafe y degustamos sus riquísimos helados de caramelo y café con pepitas de puro chocolate:heladoNo hay duda de que regresaremos a probar sus galletas y sus mil tipos de panes de nueces, tomate, chocolate,..

pan

Bueno, les dejo que nos espera un magnífico brownie para la refa 🙂


Leave a comment

Una tradición maya: tan distinto y tan parecido.

Esta semana nos han contado una tradición maya muy curiosa sobre la forma de bañarse que tienen algunas comunidades aquí en Guatemala y que se ha extendido a otros lugares. Se trata del tamazcal, que significa “casa de las piedras calientes”, en lengua náhuatl Tetl=piedra, Mazitli=caliente;Calli=casa. 

El tamazcal es el lugar (también se conoce con este nombre al ritual) donde las gentes de las comunidades indígenas se asean. Esta especie de ducha es más parecida a una sauna, ya que utilizan el vapor de agua desprendido tras verter agua sobre piedras calientes. También tiene el temazcal efectos terapéuticos que alcanzan a través del uso de infusiones de distintas plantas autóctonas, las cuales varían en función del dolor que se pretende curar. 

El uso de esta sauna maya es todo un ritual. Las comunidades utilizan sus propias días y horas y su uso se hace en familia. Hemos tenido la suerte de conocer como es esta costumbre en las comunidades indígenas que rodean la ciudad de Sololá, capital del departamento con el que comparte nombre. (Guatemala se divide en departamentos y son como nuestras comunidades autónomas) En las comunidades de este departamento el tamazcal se usa los miércoles y sábados exclusivamente entre las seis y las siete de la tarde; este horario es inamovible. 

Os dejamos un link sobre el tmazcal para los más curiosos. 

http://www.youtube.com/watch?v=3NfDTElfmUk

Sentimos no poder ilustraros en esta ocasión lo que contamos, pero aun no hemos tenido la suerte de ver este rito. 

Saludo desde un pequeño país llamado Guatemala. 

Carlos


1 Comment

El Club de la Cocina

El Club es un restaurante chiquito en el que se sirve comida riquísima elaborada con mucho amor.

pincho

Hoy, que disponíamos de tiempo, hemos comido un plato de pasta fresca con zucchini (como los de doña Yomara) y lima. Y de segundo un pincho de puyazo con verduras acompañado de ensalada de papas, arroz aromatizado con cilantro y limón y una ensalada con aguacate. Además de un riquísimo fresco de limón y pan casero crujiente.

club

El restaurante consiste en una barra, en la que se puede ver como se preparan los platos e ir abriendo apetito con el olor que desprenden los alimentos, y tres mesitas de madera con sus taburetes con estampados florales muy coloridos.

La idea es crear un espacio abierto en el que se compartan recetas de todo el mundo. De hecho, la idea de uno de los tres propietarios es poder crear un concepto de talleres de cocina impartidos por esas grandes chefs que son las abuelitas de los variopintos clientes.

El Club nos encanta, el ambiente es muy acogedor y da la impresión de que tanto los propietarios como los clientes como cualquiera que pasara por allí sean una gran familia.

pasta

y la pasta es fresca y elaborada cada día!

PD: por las noches se encuentran cócteles deliciosos como daiquiri con espinacas que prepara Ben, un chef de origen holandés pero medio americano