sud en guate


1 Comment

Ixmucané, remanso de paz

La semana pasada no paramos. Lunes y martes en Huehuetenango,  miércoles en Coatepeque, jueves en la oficina y el viernes nos pusimos en ruta nuevamente -esta vez por ocio-  y partimos hacia Panajachel para finalmente visitar el famoso lago de Atitlán.

 

Con tanto movimiento nos ha costado encontrar tiempo pero estábamos deseando contar nuestra visita a Huehue donde nos reencontramos con nuestra inestimable profesora Rosa en un maravilloso remanso de paz que hace plantearse a cualquiera un retiro espiritual por tiempo indefinido 🙂

El lugar se llama Ixmucané y se creó en el 2000 con la intención de promover la educación de las niñas guatemaltecas. Dispone de un recinto con alojamiento y aulas de estudio para las niñas, comedor, cocina y otro edificio con salas de reunión que rentan a otras instituciones y habitaciones para turistas y se dedica a becar a niñas para que sigan con su educación.

Ixmucane

Al frente de Ixmucané se encuentran mujeres fuertes, decididas y con carácter que vinieron de España y que con los años han conseguido tirar adelante este precioso proyecto.

La fundadora es Celia, de Salou, que lleva aquí media vida a pesar de mantener su acento al hablar catalán y a la cual cuesta imaginar en otro sitio. Junto a ella está Pepi, extremeña que administra el lugar. Las dos son unas madrazas que cuidan de las niñas con gran cariño y personas con mil anécdotas que hicieron nuestra estancia de lo más divertida.

Las3Rosa, Celia y Pepi

A la hora de la cena, conocimos también a Alfredo, de Sevilla, que estará en Guatemala por 3 años y que nos preparó un delicioso gazpacho al más puro estilo andaluz junto a unas riquísimas croquetas que hizo Rosa. Todo acompañado con pan y queso azul que trajo Rosa de su reciente visita a El Salvador, mmmm… 🙂 🙂

Acabamos la noche con unas partidas al Chinchón de lo más profesional -apuestas incluídas- y muchas risas.

 

Vocabulario chapín:

  • Poporopo = palomitas –mucho más gráfico, donde va a parar… 😉

PD: Alfredo es cura, sevillano, director de instituto y profesor de historia jubilado y ¡tiene un blog o más bien “bloj”! ¡En el que además salimos! El blog se merce una visita y citamos:

Compartir con los que están más lejos para hacerme sentir más cerca. Este blog es el diario de abordo de mis vivencias por Huehuetenango (Guatemala) en mi tercera edad, o como a mí me gusta llamarla, tercera etapa. Y además cada jornada, para comenzar con alegría, mi pequeña reflexión del Evangelio del día. Que Dios te bendiga y, como dicen aquí, ¡Primero Dios! Un beso de tu amigo Alfredo”